Saltar al contenido

Cepilladoras de Banco o Garlopas Mecánicas

Gran Oferta en Cepilladoras de Banco

En Garlopas.com tenemos el mejor catálogo de garlopas mecánicas para carpintero. Robustas, con excelente calidad-precio y acabados que te dejarán boquiabierto. La mejor selección de 2019 en cepilladoras de banco. Aprende todo lo necesario para decidirte a comprar una de las maquinas necesarias en tu taller.

La Cepilladora de Banco, la herramienta imprescindible del Carpintero

La cepilladora de banco es una de las múltiples  máquinas  utilizadas por el carpintero en su día a día , todas son importantes, pero sin lugar a dudas, la garlopa mecánica, es una de ellas.

Con la cepilladora de madera podremos dejar nuestros tablones con el grosor deseado rebajando lo justo sin pasarnos.

Si quieres ser un verdadero manitas carpintero no te puede faltar esta máquina.

Hay que tener presente, que este tipo de cepillos mecánicos, no hace esquinas o laterales.

¿Qué es una Garlopa Mecánica?

La cepilladora de banco, es una herramienta de carpintería que por acción mecánica lleva a cabo la tarea de cepillado de la madera. Esta acción se basa en la fabricación de superficies lisas y planas.

COMO USAR LA CEPILLADORA DE BANCO

Antes de utilizar la cepilladora de banco, se aconseja utilizar la cepilladora  canteadora  para que no halla torceduras y conseguir un borde totalmente vertical. Es la mejor manera de enderezar una tabla torcida.

Las garlopas mecánicas, constan de una mesa con unos rodillos de entrada y salida, estos están situados a la misma altura. La base donde se apoya la madera es totalmente plana. También nos encontramos el tambor de corte giratorio, situado en la cabeza de la máquina, que es la encargada de retirar la madera sobrante.

Los cepillos de banco reducen el grosor de la madera al tamaño deseado, pero no pueden hacer que una tabla quede a escuadra. Esto es debido al alimentador de rodillo que agarra la parte superior e inferior mientras la introduce en las hojas de corte que son las que giran.

De esta manera si la tabla esta torcida, el alimentador presionara la madera hasta las hojas o cuchillas de corte que corregirán el defecto.

Por eso recomendamos usar primero la cepilladora canteadora , para dejar lisa una de sus caras y a escuadra uno de sus cantos. De esta manera la tabla se desliza mejor y al pasar por la cepilladora de banco, quedará totalmente plana.

En la hoja de corte y rodillos de alimentación encontramos un armazón de protección, que baja y sube para ajustar el grosor de la tabla. La base donde apoya la tabla es muy lisa para que al ser empujado el tablón se deslice sin tropiezos.

Normalmente de una pasada se suele retirar entre 1/32 y 1/16 pulgadas de material sobrante, pero esto dependerá también de la dureza de la madera con la que vamos a trabajar.

Una vuelta completa mueve la cabeza de la maquina 1/8 de pulgada. También encontraremos el calibrador que es el que nos marca la posición de las hojas de corte, pero  este es conveniente revisarlo y ajustarlo correctamente para que su precisión sea la correcta.

Hay cepilladoras en las que encontramos un tope de profundidad que se puede ajustar al grosor máximo de la beta de madera que tenemos pensado quitar.

Otros de los distintivos que podemos encontrar en la cepilladora de banco es el “corte de acabado” y “corte dimensional” con el que podremos ajustar la velocidad delos rodillos. Si utilizamos una velocidad baja obtendremos un acabado más fino ya que la hoja dará más cortes por pulgada.

Solo podremos ajustar el control de velocidad de la cepilladora de banco cuando la maquina este encendida.

⚠ Precaución ⚠

Estas máquinas provocan gran cantidad de partículas y polvo en suspensión que nos pueden ocasionar dificultades respiratorias o picores en los ojos. Por eso, debemos tener una aspiradora potente, o un buen sistema de renovación de aire para que tengamos la zona limpia y bien ventilada.

También usaremos unas gafas anti-proyecciones para proteger los ojos de posibles astillas que puedan saltar.

PRECAUCIONES PARA UTILIZAR LA GARLOPA MECANICA O CEPILLADORA DE BANCO

Nunca se deberán de situar las manos debajo de la cabeza de la máquina.

Hay que tener cuidado con las obstrucciones que podemos ocasionar al realizar una pasada demasiado gruesa o también las cuchuíllas de la cepilladora de empiezan a desgastar.

Cuando la tabla pase atreves de los rodillos nos apartaremos a uno de los lados para que de ese modo podamos evitar los daños derivados de los posibles rebotes.

Para realizar los cortes principales ajustaremos la altura de la cabeza. La ajustaremos hasta que esta coja por la entrada.

Con un lápiz, podemos realizar una línea lateral que nos sirva de guía y así poder apreciar mejor el rebaje que se está haciendo a la madera.

Otro problema la hora de introducir la tabla, es que los filos de entrada y salida queda unas milésimas más bajo, este recibe el nombre de cepillado adicional. Lo podemos corregir utilizando un tablón un poco más largo de lo requerido y una vez cepillador cortarlo a medida con una sierra.

Otro truco que podemos hacer es utilizar una tabla de sacrificio, siempre delante de la tabla que vamos a cepillar y en cada pasada.

Si la tabla es introducida en la cepilladora a contra hilo podremos desquebrajar la madera.  Si le pasara esto lo que debe hacer es darle la vuelta a la madera y ponerla en la dirección del hilo.

O bien, puede usar una tabla de sacrificio antes de alimentar la pieza de trabajo al inicio del pase. Luego, a medida que esa tabla se mueve y sale, tómela y colóquela en la parte de atrás de la pieza de trabajo donde puede también recibir el cepillado adicional de salida.

Si la pieza de trabajo es alimentada en la dirección equivocada, pueden ocurrir rupturas en la madera. Para arreglarla, voltee la tabla y cepíllela en la dirección de la vena.

LA SEGURIDAD, ANTE TODO…

  • Usar gafas antiprollecciones
  • Nunca utilizar ropa ancha, se puede enredar
  • Esté al lado del tambor, hasta que deje de dar vueltas
  • Mantener las manos alejadas de las cuchillas de corte   

CONSEJO

La madera es un material que retiene y absorbe humedad de manera natural. Notaremos que según vamos rebajando que la humedad en su parte central es mayor, si es posible pararemos y dejaremos la madera secar veinticuatro horas para luego proseguir con el cepillado y obtener un mejor resultado.  

Última actualización el 2020-02-27 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados